Squirt, chorro en el idioma anglosajón.

Estamos de moda, nuestra eyaculación está de moda. Ahora en el año 2014 vuelven a investigar sobre este tema. Ya se hablaba de ello en el Siglo XVI pero ¿para qué iban a dar importancia a un líquido que no poseía espermatozoides?

También fue estudiado en tiempos de Freud, sin embargo el patriarcado volvió a lanzar otra piedra más contra el género femenino para ocultarlo, para ocultarnos. Una mujer estaba hecha para la concepción, el placer no formaba parte de ella. Ellos imponían lo que éramos, lo que teníamos y lo que no. Pero esto es otro tema del cual hablaré más adelante.

Resulta que el porno nos ha puesto de moda, por fin hacen algo bueno por el nosotras. Los vídeos sobre la eyaculación femenina actualmente figuran entre los más vistos y descargados. Yo misma he participado últimamente en muchas conversaciones respecto a este tema. La educadora sexual Deborah Sundhal nos cuenta como las mujeres poseemos “próstata” al igual que los hombres y que por tanto al igual que ellos Podemos Eyacular. Yo esto lo descubrí antes de leerlo gracias a mi experiencia al igual que supongo que multitud de gente.

No toda mujer logra la eyaculación, porque cuando hablo de squirting hablo de chorro, de expulsión a presión de un líquido prácticamente trasparente o de aspecto blanquecino. Antiguamente llamado el ‘elixir de la vida eterna’ ¿Las culpables de esto? las famosas de ahora en adelante Glándulas de Skene, ellas solitas producen y expulsan el líquido. Están situadas por encima de la vagina, son unos orificios pequeños pero puedes observártelos con un espejo. Varían de tamaño en función de la persona. Según un estudio de la Universidad de L’Aquila en Italia, tenerlas de un tamaño menor podría afectar a la eyaculación de manera negativa, esto explicaría por que hay mujeres que no logran eyacular o eso dicen.

Fuera de estas teorías mi humilde opinión es la siguiente ; creo que todas somos capaces de eyacular, todo dependerá de la estimulación, si se realiza de forma correcta o no. Es posible que tengan que ver también las limitaciones biológicas pero eso no influye en la calidad de los orgasmos femeninos. El orgasmo y la eyaculación al contrario de lo que comúnmente se piensa no tienen por qué ir ligados en la mujer, aunque recientemente he descubierto que en el hombre tampoco pero eso lo comentaremos en otra entrada del blog. A pesar de que puede que no lleguemos al orgasmo con la eyaculación, lo que se produce es un placer mas continuado y lineal. A mi modo de ver menos explosivo pero mas duradero.

El Squirting se logra provocando estimulación en lo que ya todos bien conocemos de entradas anteriores. Estimulando el Clítoris o al menos esta es la única forma que conozco, bien por experiencia o bien por los vídeos publicados en internet donde aparecen verdaderas Maestras del tema como la conocida Cytherea. He de recordar que el porno puede ser entretenimiento pero nunca es educación sexual.

Para las aventureras que quieran convertirse en lo que denominó “Squirters” aquí van algunos consejos:

  • Importante el tema de la lubricación, propia o artificial mediante lubricantes.

  • Solas o en pareja. Sin duda un juguete nos facilitará el juego

  • Estimulación clitoriana, podéis limitaros a eso sin necesidad de estimulación vaginal.

¡Lo mas importante! Recordad que es una tarea para conocernos, estamos diciendo a nuestro cuerpo que lo queremos, que lo cuidamos y mimamos, estamos proporcionándonos placer.

Quiérete, eres la que mejor lo puede hacer

Belén R. Rincón