Hoy mi colaborador Mr. Cowper nos cuenta su visión masculina al respecto

¡Eso! Que pasa con lo hombres y con su órgano. Resulta que ahora el protagonismo lo acapara el clítoris, ya hablamos de ello en el anterior post, pero, ¿y ellos?

¿El hombre tiene un órgano similar? ¿Tiene punto g? ¿y el punto P?

Millones de dudas que intento resolver con mis experiencias dada la vaga información al respecto.

Quizás el clítoris tenga mucho más que ver de lo que se piensa con el miembro masculino, con el glande masculino.

Sabemos que las terminaciones nerviosas no abarcan un número tan elevado como en el clítoris, sin embargo sabemos que con lubricación y de forma suave el glande nos proporciona un placer diferente, no tan explosivo sino algo más perpetuado en el tiempo, a mi modo de verlo proporciona mayor disfrute.

Y si es así…¿Por qué el hombre disfruta tanto cuando se le estimula de forma exclusiva el glande? ¿Porque nos gusta tanto el sexo oral donde existe la posibilidad de que no haya fricción?

La respuesta para mi ha sido clara. Juega, juega y experimenta y así como a ellas les pasa, te conocerás mejor.

Resulta que el glande puede llegar a ser igual o incluso más estimulante que la mera fricción que sentimos en la penetración. Puede perfectamente ser la zona erógena más sensible y excitante a la par que olvidada.

Hablemos de experiencias…El otro día probé un novedoso juguete sexual (tenga egg). En principio parece un juguete más para la fricción y el hecho de masturbarse, sin embargo la mayor excitación fue percibida cuando la estimulación pasó de la fricción a concentrar los movimientos en el glande. Os animo a probarlo… El juguete se llama ‘Tenga Egg’ y podreis encontrarlo en cualquier tienda erótica.

Un colega me habla de otras experiencias y formas de placer, me anima a hablar del Punto P. P de próstata, del griego prostates ‘el que está primero’. La próstata es la encargada de nutrir a los espermas. Se localiza en la parte inferior del recto. Sí en el recto. No os empeceis a asustar machos ibéricos. Que hoy en día no es necesario ser homosexual para sentir placer en el recto. Tocar esta zona puede producir sensaciones eyaculatorias aunque no se llegue a eyacular. Deja tus prejuicios de lado.

¿Te atreves? Si es así, genial, hazte con un buen lubricante y de forma muy progresiva comienza a explorar bien solo o en compañía. Siempre debe existir una fase previa de excitación.

A pesar de esta pequeña introducción al placer masculino, cómo sabemos nuestra fisiología es sumamente compleja y la explosión del placer, el orgasmo, no considero que sea producido por un punto en una u otra zona sino por un conjunto de estímulos.

 No creo en los botones,no creo que seamos máquinas.

 El placer es sólo tuyo y de cada uno, y es por ello que cada persona lo vive y disfruta a su manera cada cual más respetable.

Placer son caricias, placer es ver a la otra persona sintiéndolo, placer es no pensar, dejarse llevar, aprender y enseñar.

Tu cuerpo, tu placer, tu órgano es tuyo.

Disfruta, y olvídate de puntos…

 Mr. Cowper